buscador

Search - Remove Shortcode
plg_search_sppagebuilder
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Enlaces web

Languajes

El juicio del que se salvó Strassera

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Puente 12 (Cuatrerismo) y comisaría de Monte Grande. Desde el 12 de octubre pasado y quizás por un año más, el Tribunal Oral Federal 6 de Capital llevará adelante el juicio por los crímenes cometidos en los centros clandestinos Puente 12 (Cuatrerismo) y comisaría de Monte Grande.

Al primero de ellos se lo conoce como el centro clandestino más antiguo del terrorismo de estado que asoló la Argentina en los 70-80.


Fiscal Julio Cesar Strassera

Como prueba de ello, una serie de testimonios ubican a Puente 12 como centro de actuación de los grupos de tarea e interrogadores del Ejército y la policía de la provincia de Buenos Aires, al menos desde noviembre de 1974 mes en que fueron llevados al lugar los militantes políticos Dalmiro Ysmael Suárez, María Esther Alonso, Víctor Manuel Taboada, José Alberto Munárriz Alfredo Manachian Tsovepanian, Roberto Omar Leonardo y Carlos Tachella.

Entre los hechos que serán examinados por el Tribunal, se encuentra el ataque del 5 de noviembre de 1975 a la casa de la calle Honduras 4183, donde se encontraban reunidos militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores PRT.
Hasta allí llegaron en forma ilegal personal de la División Investigaciones de la localidad de La Plata de la Policía de la provincia de Buenos Aires, según ellos con intervención del Juez Carlos Molteni.

Pero las investigaciones determinaron que el accionar era ilegal y que el personal actuante había sido reclutado en Puente 12 para ir a la captura de los militantes.

En la casa, y por disparos de los policías, entre los que se encontraba el subinspector de la bonaerense José Félix Madrid, fue asesinada María Teresa Barvich. Los demás habitantes (seis) de la casa fueron secuestrados y llevados en cautiverio a Puente 12 donde fueron torturados y luego puestos a disposición del PEN.

Una nota del periodista Horacio Verbitsky en Página 12 del 30 de mayo de 1999, permitió conocer que en la causa iniciada a fines de 1975 para investigar los sucesos de la calle Honduras, actuó como fiscal (ya en dictadura) el conocido fiscal del Juicio a las Juntas, Julio César Strassera. Ni él, ni el juez tomaron testimonio o citaron a los seis sobrevivientes, compañeros/as que estaban en el inmueble de Honduras.

En su dictamen del 22 de julio de 1976 Strassera brindó el primer peldaño de impunidad a los policías actuantes. Escribió que la policía procedió con “celeridad y eficacia” y que no había indicios de anormalidad.

El juez de la dictadura en esa causa era Guillermo Rivarola (fue camarista en la democracia) quien continuó con la línea de aval al gatillo fácil y a los secuestros. Para Rivarola “el procedimiento fue llevado a cabo en forma correcta”. Verbitsky consultó a Strassera en aquel momento y sólo dijo que en 1975 “prácticamente no había noticias de la represión ilegal”. Rivarola defendió su mala acción y explicó que se limitó a escuchar la versión policial, porque “las fuerzas del orden cumplen una función asignada por la ley”.

El juez Daniel Rafecas resolvió en 2011 y 2013 reabrir la causa de 1975/76 y encontró una serie de anormalidades y violaciones a los procedimientos legales y calificó al hecho de la calle Honduras como “procedimiento ilegal” y procesó a varios de los policías que hoy serán juzgados. Dejó para más adelante la averiguación de lo ocurrido con el asesinato de Barvich y este año finalmente resolvió indagar a Madrid. Para ello necesitaba hacer caer la causa trucha que habían armado Strassera y Rivarola para beneficiar a Madrid.

Recientemente la Cámara Federal Sala I (resolución del 12 de octubre de 2017) confirmó que el juez Rafecas tenía razón cuando dispuso privar de efectos jurídicos a la decisión que dispusiera el sobreseimiento definitivo de Madrid en la causa “Barvich, María Teresa s/ averiguación de homicidio” y por lo tanto había sido un acierto reabrir la investigación.

Madrid entonces será juzgado por el crimen de Barvich. Si los tiempos procesales se aceleran, hay una mínima posibilidad de que su caso llegue a incluirse dentro del juicio oral de Puente 12, donde por el momento sólo será juzgado por los secuestros de los seis militantes de la calle Honduras.

Julio César Strassera, fallecido en febrero de 2015, será el gran ausente en el banquillo de los acusados.

 

  1. Commentarios (0)

  2. Add Yours

Commentarios (0)

No hay comentarios publicados aquí todavía

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado.
Regístrate o Ingrese a su cuenta.
Attachments (0 / 3)
Share Your Location